Raphael Mechoulam: El padrino de la investigación con Cannabis

Share on facebook
Share on twitter
Share on linkedin
Share on whatsapp
Te estarás preguntando por qué sé tanto sobre el cannabis. Pero yo no sé tanto como profesor Raphael. En realidad, nadie sabe más que profesor Raphael de CBD, THC, endocannabinoides y obstáculos para seguir investigando.

Es un hombre tenaz. Me encanta cómo sigue adelante y cómo me roba suspiros con más de 90 años. Soy su fan.

Para esta Señora no hay otro a quien preguntar cuando aparece una duda. Si quiero respuestas, las encuentro en profesor Raphael Mechoulam. Te invito a que lo conozcas también. Yo ya caí presa de sus encantos. No sé tú.

Raphael Mechoulam: Un hombre de ciencia

Profesor Raphael Mechoulam nació en Bulgaria, en 1930. Ingresó a Israel en 1949 y desde que se casó con Dalia vive en el mismo departamento. Es humilde en todo sentido, a pesar de los reconocimientos, los premios y el hecho de ser considerado el padrino de la investigación con los cannabinoides.

Aunque los reconocimientos llegan ahora, sin contar las vicisitudes que tuvo que atravesar para obtener los resultados científicos. Ni tampoco se cuentan mucho sus momentos de la infancia bajo el régimen nazi.

El padre de profesor Raphael era médico en Sofía. Con el clima adverso de la Segunda Guerra Mundial, por ser judío, prefirió ejercer la profesión en poblados pequeños de Bulgaria, de modo que pasase más desapercibido.

Productos CBD La Señora CBD 1

Desafortunadamente, el padre tuvo que estar en un campo de concentración. Aunque sobrevivió. Quizás, por el hecho de ser médico.

La ciencia fue siempre parte de la vida de profesor Raphael. Puede que por influencia del padre. Así que estudió Ingeniería Química, se perfeccionó en Química, realizó un posdoctorado en el Instituto Rockefeller, se especializó en Química Medicinal y creó el Departamento de Productos Naturales de la Universidad Hebrea de Jerusalén.

Cuando se le pregunta por qué comenzó a investigar el cannabis, él responde que era algo a lo que nadie prestaba atención en aquel entonces. A pocos le interesaba la planta y él vio una oportunidad.

Hombre de ciencia, curioso, inteligente, visionario, tenaz… No se me acaban las palabras para describirlo.

El problema para conseguir cannabis

Si bien profesor Raphael Mechoulam quería trabajar con Cannabis sativa para determinar sus componentes, no era una época en la que la planta se consiguiese con facilidad. Eso no lo detuvo. Entre averiguaciones y ayuda de amigos se solucionó la cuestión de la materia prima.

Desde su universidad lograron que la policía proveyera parte del hachís que se secuestraba en procedimientos legales. Cada vez que necesitaba más para su laboratorio, profesor Raphael iba al Ministerio de Salud de Israel, solicitaba permisos, los llevaba a la policía y de allí volvía a su trabajo con hachís.

Separar los componentes de una planta no era un mecanismo químico simple en la década de 1960. Pero su equipo de investigación pudo hacerlo.

Cuando se aísla el 9-Delta-Tetrahidracannabinol (THC), lo siguiente fueron las pruebas. Y aquí está el primer hito más que memorable: a este señor le debemos el THC.

cbd-thc-cgn-extracto

Hoy la nombramos como si nada, pero fue profesor Raphael y su equipo quienes experimentaron con monos para saber que en esa sustancia residen los efectos psicotrópicos de la marihuana. ¿Experimentaron solo con animales? Pues bien, alguna vez hicieron una reunión con una tarta que elaboró Dalia, su esposa, con algo de THC. Los 10 participantes de la reunión fueron examinados en su comportamiento. 5 habían comido tarta con THC y 5, no. Lo demás se puede imaginar.

Tres publicaciones científicas se consideran las más relevantes de Mechoulam en este momento:

Hombre de ciencia, de química y de medicina

Su padre era médico, su perfil profesional es la química y su investigación se centra en el cannabis. ¿Cuál es el punto de intersección de todo esto?

En colaboración con colegas de San Pablo (Brasil), lograron establecer que los fitocannabinoides mejoraban el estado de salud de pacientes con epilepsia refractaria. Lo probaron en animales y en humanos. Y funcionó.

¿Cómo se les ocurrió? Porque la historia del cáñamo y la marihuana es antigua. Algunos libros de medicina tradicional narraban cómo se había tratado a ciertos niños con convulsiones con Cannabis sativa, logrando una supuesta curación.

cbd-thc-cgn-extracto

Resulta que lo supuesto era verdadero. Y la epilepsia refractaria es, quizás, la patología con más evidencia acumulada sobre su respuesta positiva al cannabis medicinal.

Sin embargo, hay más. En 1995, tras coordinar con un departamento de oncología pediátrica de Jerusalén, profesor Raphael condujo un experimento clínico para niños que estaban siendo sometidos a quimioterapia.

Los médicos del hospital administraron THC en gotas de aceite de oliva a los pequeños pacientes cada vez que terminaban una sesión de quimioterapia. Iniciaron con un grupo control (que recibía aceite solo) y uno que tomaba el tetrahidrocannabinol.

Tras una semana, los médicos decidieron que todos debían recibir el aceite con THC, incluso los del grupo control. ¿Por qué? Porque ninguno vomitaba ni tenía náuseas.

A pesar de las evidencias, profesor Raphael siempre se lamenta de la lentitud con la que ocurren las aceptaciones científicas y clínicas de sus hallazgos. Pasan décadas hasta que los usos medicinales comprobados del cannabis adquieren fuerza para llegar a los pacientes que realmente lo necesitan.

Según el profesor Raphael Mechoulam, estamos hechos para los cannabinoides

Al inicio de la década de 1980, una investigación en la Universidad de St. Louis (Estados Unidos) revela que los mamíferos tenemos receptores para el THC y el CBD. Es decir, hay unas estructuras naturales que responden de manera específica a los cannabinoides.

Este fue el inicio de la comprensión del sistema endocannabinoide. Y profesor Raphael Mechoulam estuvo detrás también, como no podía ser de otra manera.

Productos CBD La Señora CBD 2

Recibió en su laboratorio a un investigador de posdoctorado llamado William Devane. Trabajaron 3 años para determinar si el cuerpo humano podía tener alguna sustancia propia que interaccionara con esos receptores cannabinoides que habían descubierto en Estados Unidos.

El resumen es simple: la encontraron. No sin solventar su investigación comprando ellos mismos cerebros de cerdos en las carnicerías.

Devane había pedido el honor de ponerle nombre al primer endocannabinoide que se descubriese. Y ese honor le fue dado. Como es un estudioso de las lenguas antiguas y, en particular, del sánscrito, la llamó anandamida.

Ananda es una palabra que significa gran dicha. Si felicidad extrema es lo que generan los cannabinoides en el cerebro, entonces el nombre es correcto.

Un buen padrino

Algunos dicen que profesor Raphael Mechoulam es el abuelo de la investigación con cannabis. Otros dicen que es el padre. También se comenta que podría ser el padrino.

Si llegaste a conocerlo por medio de la Señora, entonces ya te mostré el camino. Le debemos mucho. Pero él sigue humilde, a pesar de que cambió el mundo.

BIBLIOGRAFÍA

Mechoulam, R., and Y. Shvo. “Hashish—I: the structure of cannabidiol.” Tetrahedron 19.12 (1963): 2073-2078.

Gaoni, Yechiel, and Raphael Mechoulam. “Isolation, structure, and partial synthesis of an active constituent of hashish.” Journal of the American chemical society 86.8 (1964): 1646-1647.

Mechoulam, Raphael, and Yehiel Gaoni. “The absolute configuration of δ1-tetrahydrocannabinol, the major active constituent of hashish.” Tetrahedron letters 8.12 (1967): 1109-1111.

Mechoulam, Raphael. “The pharmacohistory of Cannabis sativa.” Cannabinoids as therapeutic agents. Chapman and Hall/CRC, 2019. 1-20.

Espinosa-Jovel, Camilo. “Cannabinoides en epilepsia: eficacia clínica y aspectos farmacológicos.” Neurología (2020).

Abrahamov, Aya, Avraham Abrahamov, and R. Mechoulam. “An efficient new cannabinoid antiemetic in pediatric oncology.” Life sciences 56.23-24 (1995): 2097-2102.

Devane, William A., et al. “Isolation and structure of a brain constituent that binds to the cannabinoid receptor.” Science 258.5090 (1992): 1946-1949.

cbd-thc-cgn-extracto

No solo CBD: Conozcámos al CBG y al CBN

La gente habla cada vez más del cannabis, del THC, de fitocannabinoides, de endocannabinoides (CBG y CGN). Para la Señora hay que hablar de todo; no hay que guardarse nada. Así que prepárate un café, porque es hora de descubrir que no solo hay CBD en este mundo.

Saber más »

El CBD es más viejo de lo que parece

Siempre es un elogio que nos digan que aparentamos menos años de los que tenemos en realidad. Para el CBD esto no es menos cierto. Hay personas que creen que lo han descubierto primero, pero seamos sinceros: hubo otros antes que nosotros.

Saber más »

Quiero un aceite de CBD de calidad

“Quiero un aceite de CBD que sea de calidad” es el reclamo. Y así debe ser. No es una tarea imposible certificar que compramos lo que nos sirve. La Señora te trae una lista de seguridad para no errar al comprar.

Saber más »

¡Suscríbete al newsletter!